La Fed, «abierta» a recortar tipos ante los crecientes riesgos

Por Jesús Aguado, Jose Elías Rodríguez y Jennifer Hiller MADRID/THE WOODLANDS, Texas, 3 oct (Reuters) – Original aquí

Encargados de elaborar la política monetaria de la Reserva Federal dijeron el jueves estar abiertos a la posibilidad de otro recorte de tasas, ya que los datos indican que una desaceleración del sector fabril de Estados Unidos está comenzando a extenderse a otras áreas de la economía del país.

«Iremos a nuestra próxima reunión, discutiremos sobre lo que es apropiado, y estoy extremadamente abierto a hacer un ajuste si esa es la política apropiada», dijo el presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, en Madrid, algunas horas antes de que un informe mostrara que el crecimiento del vasto sector servicios de Estados Unidos podría estar estancado.

Por su parte, el presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, dijo en el extrarradio de Houston tras conocer ese informe que aunque «el tiempo dirá» si serán suficientes los dos recortes de tasas de interés del banco central, no tiene una decisión tomada de cara a la próxima reunión del banco y que está dispuesto a hacer más «si es necesario».

«Si esperamos que la debilidad del crecimiento global y la manufactura y la inversión empresarial se filtren a otras zonas de la economía… creo que probablemente hayamos esperado demasiado», sostuvo Kaplan.

Aunque los dos recortes de tipos de la Fed en lo que va del año han reducido la probabilidad de una fuerte recesión, no la han eliminado, agregó Kaplan.

Después del dato del sector servicios, los contratos vinculados a la tasa de política monetaria de la Fed se dispararon, mientras los operadores aumentaron las apuestas de que el banco central recortará nuevamente los tipos en sus próximas reuniones del año tras hacerlo en julio y septiembre.

La Fed ha reducido el coste del crédito dos veces este año, ya que las empresas estadounidenses se han visto afectadas por el aumento de las tensiones comerciales con China, los riesgos políticos y el debilitamiento de la economía en Alemania y otros países.

Hasta el momento, el gasto de los consumidores y la generación de empleos se han mantenido fuertes en Estados Unidos, algo que el presidente de la Fed, Jerome Powell, y otros banqueros centrales han atribuido en parte al giro que ha dado la entidad en los últimos meses.

Pero los responsables de la Fed han dicho que están atentos a cualquier señal de que el impacto por la incertidumbre comercial y el debilitamiento de la economía mundial ya no se limite a los sectores de exportación y manufacturas de Estados Unidos.

El jueves, el Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) emitió una señal de advertencia de ese tipo, al dar a conocer que su índice de actividad no manufacturera cayó a 52,6 en septiembre, su menor nivel desde agosto de 2016, desde 56,4 en agosto.

Los operadores de futuros de tasas ven una probabilidad de un 90% de un recorte de un cuarto de punto porcentual en la reunión de la Fed del 29 y 30 de octubre y más de un 50% de una cuarta baja para finales de año que llevaría el rango de los fondos federales a un 1,25%-1,5% y revertiría completamente todas las alzas del año pasado.

(Información de Jesús Aguado y Jose Elías Rodríguez en Madrid, Lindsay Dunsmuir en Washington, Jennifer Hiller en The Woodlands, Texas, Escrito por Ann Saphir en San Francisco, Editado en Español por Rodrigo Charme)

Archivos